REFLEXIÓN NOTICIA: “ASÍ NOS VÉ LA TELE DE EE.UU.”

Reflexionando sobre la noticia publicada en el diario 20minutos (edició papel) del 14 de mayo de 2013, pág. 18., bajo el contexto del libro de Martel: “Cultura Mainstream”, concluyo que:

En esta lucha a escala mundial entre culturas que compiten por liderar la industria del entretenimiento, y así volcar sus ideologías mediante los contenidos de sus producciones, desgraciadamente EE.UU. gana y con mucha ventaja.

Digo desgraciadamente, dado que como bien menciona la noticia a la que hacemos alusión en este espacio, dentro de las ideologías que transmiten las producciones norteamericanas (y cuya difusión es global), muchas veces son erróneas, como es el concepto que transmiten de España, desde su distribución geográfica (ya que valencia está dentro de la península española, y no en Portugal), hasta sus costumbres (el mariachi no es parte de la cultura Española, etc.).

Como bien nos transmite el artículo respecto a los fallos conceptuales que tienen los norteamericanos respecto a España y que venden en todo el mundo, creando una concepción errónea respecto a nuestra vida social, estética y geográfica, ¿Por qué no iba a ser igual, pero en viceversa?, ¿Qué certeza tenemos de que no nos están engañando (inocentemente o no) respecto a otras culturas (ej. Irak, Siria, etc.)? ¿Hemos de fiarnos de esta única versión o hemos de comparar varios discursos?.

No olvidemos que muchos errores pueden ser voluntarios, ya que, como bien afirma Martel,  por un lado existen guerras con armas de hard power (política, economía, industria) y por otro, guerras con armas blandas, conformada de elementos culturales, entretenimiento, ocio… que también sirven para imponer una visión por encima de otras.

Respecto a esto, comparto un film donde se expone el peligro de creer un único relato de una experiencia, ya que la vida en sí está compuesta de muchas historias interrelacionadas, y por supuesto, de muchas interpretaciones, por lo que quedarse con una mera interpretación es caer en el eje manipulativo de la industria mediática.

He aquí la importancia de comparar versiones, de evocar a nuestro espíritu crítico, evitando así  (como afirma la novelista Chimamanda Adichie) “que si solo escuchamos una historia sobre una persona o un país, corramos el riesgo de caer en una incomprensión grave”.

Por último, ¿estamos seguros de desear una industria monolítica, imperialista y repetitiva?

¡Que lo disfrutéis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Licencia

Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: