REFLEXIÓN ARTÍCULOS DE PRENSA PROPUESTO PARA EL CHAT DEL 14 DE MAYO DE 2013.

Hola compañer@s!

Esta semana, releyendo artículos que el cuerpo docente nos ha presentado como lectura orientativa para el debate que tendrá lugar el martes 14 de mayo, he encontrado diversos puntos de reflexión que detallaré en el presente artículo.

En primer lugar analizaré el artículo Una entrevista antes de morir del diario “El país”, donde se anuncia la baja de un programa televisivo de mucho éxito que tuvo lugar en Henan (China), cuyo argumento consistía en entrevistar/interrogar a condenados a muerte horas antes de su ejecución.

Me llama mucho la atención varios aspectos de esta noticia.

En primer lugar me ha impactado el “morbo” que produjo esta temática a la población de éste país, ya que tenía una audiencia de 40 millones de telespectadores.

He de resaltar que desde la directiva de la cadena televisiva se determinó el horario punta para emitir este programa, por lo que concluyo que previamente se consideró que al público le gustaría la temática, que sería un éxito.

Ahora me pregunto, ¿Qué criterio tuvo la cadena para determinar que esta programación tan conflictiva y de sensibilidad ética, moral y sentimental (dado que se trata de dar fin a la vida de una persona) podría ser un éxito?

Por otro lado, me llamó la atención como este programa justificó su argumento voyerista e interesado/aprovechado con el concepto “moralizante”, ya que comunicaron que el motivo de este programa era el de concienciar a la población respecto a las consecuencias de los malos actos, para que no repitan los errores de los condenados. Cuando en el mismo artículo, se menciona también que muchos de estos sentenciados son ejecutados en menos de una semana desde la “confesión” (la cual se da muchas veces sin abogado y bajo tortura), por lo que muchos condenados son inocentes (no existe la presunción de inocencia).

Ahora bien, me pregunto si esta propuesta de programación, que se ejecuta en China, por iniciativa de grandes cadenas de medios de comunicación no tendrá un trasfondo de control.

Es decir, los mass medias utilizan el poder de una celebridad mediática (a la cual llaman “la bella con las bestias”), en contraste con la imagen de lo que ellos consideran la plebe de la sociedad (seres humanos condenados a muerte por delitos como traición, soborno y/o contrabando, cuyo juicio no es regulado muchas veces por procesos con defensas, etc.) para transmitir la idea de “seguir con las pautas indicadas por la autoridad y si no serán condenados a muerte. Se les entrevista y así consiguen personificar el “error” de no seguir con las indicaciones sociales, y las consecuencias de no obedecer.

Finalmente comentar que me horroriza penar que personalidades mediáticas (como Ding) puedan pensar que estas 200 personas deban “pagar un precio alto por su maldad” (refiriéndose a pagar con su vida), y para rematarlo que afirme: “se lo merecen”… cuando ni siquiera se ha probado su culpabilidad!.

En fin, la sociedad trata a los “rebeldes” como seres que merecen morir por pensar y/o actuar de forma distinta. Entiendo que hay normas y que hay que respetarlas para la buena convivencia, y que si se trata de un delito, tras un juicio justo llegar a una condena justa, que no siempre implica la muerte.

Creo que el objetivo de los “castigos” no es hacerles sentir lo mismo que su víctima, sino resarcir al ser humano, su vida.

Pasando a otra temática, ésta semana también leí el artículo del diario “El mundo.es”, cuyo título era: “Asesinados 20 niños y seis adultos en una escuela infantil de Connecticut”.

El artículo relataba un tiroteo que efectuó un joven de 20 años en una escuela de educación primaria de Newton (EE.UU.), donde 20 niños (de entre 5 y 10 años) y 7 adultos (entre ellos la madre que era profesora en ese colegio) fallecieron.

Este tiroteo se produjo en el año 2012, y fue el séptimo que se produjo ese año en un centro escolar. Para el cual el presidente Obama anunció que  se reuniría con quien  fuera necesario “para evitar que estos hechos se repitan”. Veo evidente la necesidad de tomar medidas para evitar estos hechos. ¿Qué culpa pueden tener estos niños de nada?.

Me gustaría resaltar un comentario que realiza un lector/usuario (sangoreneta) de esta noticia, que dice: “una sociedad donde lo más importante es ser un “winner” y no un “looser” (parámetros de éxito social, inculcados por la sociedad), y donde se gestiona muy mal la frustración (desde anuncios de guerra ante un “atentado”, películas de cine que anuncian la constante victoria de los EE.UU., etc.), tiene como resultado estas aberraciones. Pueden ser más ricos que muchos países del mundo, pero creo que poseen 8en general) una escala de valores bastante perversa. Deberían leer más a Séneca, por ejemplo el libro “de la felicidad”, donde cita “Tiene que ser una vida sin angustias, que se adapte a la época, atenta a las cosas pero sin dejarse llevar por ninguna, y dispuesta a disfrutar de la fortuna sin ser esclavo, alejando a las cosas que perturban. Este usuario hace referencia al espíritu crítico, donde los problemas no se solucionen a “punta de pistola”, y afirma de forma irónica que “ya no se vive en el lejano oeste”, apelando al pensar y solucionar las cosas mediante el debate.

Creo que con este pensamiento se resume mi punto de vista respecto a este artículo, respetar la vida y los valores, pensar/razonar de forma crítica y no acudir a la violencia de ningún tipo.

Tenemos algo que nos diferencia de los animales (quienes algunos solucionan los conflictos mediante la violencia), y es la capacidad de razonar y llegar a acuerdos justos para ambas partes, pensar antes de actuar!.

En la tercera lectura de esta semana, se nos recomendó  el artículo del diario “El país” titulado: El Pentágono no presentará cargos contra los “marines” que orinaron sobre afganos”.

Este artículo relata que la sanción para los 4 soldados del cuerpo de marines norteamericano que orinaron sobre los cadáveres de 3 insurgentes afganos muertos, ha sido una sanción administrativa, sin que se presenten cargos al respecto (estos mismos soldados habían posado para una imagen no oficial con víctimas humanas, y habían orinado sobre un talibán muerto, por lo que no ha sido una excepción, sino un acto recurrente). Al igual que con los 6  uniformados que quemaron un centenar de Coranes en la base afgana de Bagram (hecho que constituye sacrilegio para el pueblo musulmán) , para cuya ocasión justificaron sus actos afirmando que el motivo de su acción se debió a que “pensaban que los insurgentes los empleaban para transmitirse mensajes”.

Una vez más se presenta y reitera el concepto de intolerancia, el poco respeto y valor que se le da a la vida humana cuando se trata de una vida que se considera “inferior” ya sea  simplemente por diferentes modos de pensar, o por su distinta cultura, raza o estatus social y/o económico.

Es muy triste que personas que representan las fuerzas armadas de un país, que han de defender la población e ideales de una nación actúen de este modo. Y peor aún, que quienes han de reprender estos actos no hagan nada al respecto. Esto nos transmite un mensaje claro: “no es un acto de tanta gravedad”, “les ponemos una sanción para acallar bocas, pero no es importante”… ¿no os parece?.

La cuarta y última lectura de prensa de esta semana es un artículo del diario “El país” titulado: Tortura y polémica en la pantalla”.

Este artículo expone el debate que surge a partir del lanzamiento de la película: “La noche más oscura”, donde se describen las “técnicas de interrogatorio violentas” / torturas utilizadas por la CIA con los prisioneros de Al Qaeda para recabar información respecto al paradero de Osama Bin Laden.

En el artículo se presentan las 2 posturas, la de Bush (y de la película) que afirma que “la fuerza fue necesaria”, y la postura de Obama, que afirma que la tortura supone “la traición de principios básicos establecidos en la constitución”.

Esta película refleja que la tortura consigue resultados, pero que hay de los derechos del ser humano?, una vez más la intolerancia nos lleva a realizar actos bárbaros y sin escrúpulos. El fin no justifica los medios, y el respeto por la vida y sus valores no tiene condiciones.

Reafirmo la idea del autor del artículo, quien comenta que esta película es un “lavado de cara colosal” de los actos violentos de la CIA (EE.UU.).

Con esto culmino mi reflexión. Deseo haya sido de beneficio para ambos.

Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: