REFLEXIÓN DE “CINE SOCIAL: ESPARTACOS Y OTROS REBELDES CON CAUSA”

Hola nuevamente a tod@s!

Para continuar con este hilo, cuelgo otra reflexión (pendiente en la entrada anterior),  que tiene relación con lo leído, ya que trata sobre el totalitarismo, que tras el velo manipulador de una supuesta “democracia”, nos controla y rige nuestro pensamiento y actuar.

En este caso, el autor (profesor de esta asignatura: Correa), nos lo plantea desde una comparativa con el cine y obras que representan esta realidad.

Os dejo la reflexión de “Cine social: Espartacos y otros rebeldes con causa” (Correa).
El futuro como amenaza: el cine y la gente peligrosa

El cine es reflejo de la vida cotidiana, engendra mitos, es un realismo mágico, “el alma de la imagen” (Abel Gance), indefinible esencia desde el punto de vista cinematográfico, pero que se identifica con la misma trascendencia del ser humano.

El cine pasa a ser “fantasía de la imaginación” ó a “imprimir la vida” gracias a Georges Meliès, el cual crea e innova con un nuevo lenguaje icónico que carecía de referentes semióticos traspasando las meras fronteras de lo cotidiano.

El cine ha representado, como a la “gente peligrosa”, esto es, a los “rebeldes con causa” que fueron verdades incómodas para un sistema que trata de fagocitarlos para eliminar una alternativa o un cuestionamiento del poder.

3 Ejemplos de repercusión: Espartaco (esclavo tracio que se convirtió en gladiador y se enfrentó al mismísimo Imperio Romano generando una rebelión de los esclavos guerreros y le terminan matando), Jesús de Nazaret (profeta judío e hijo de un carpintero que desafió el poder divino de la religión hebraica y el poder terrenal del Imperio Romano, le acaban crucificando), y Mc Murphy (el delincuente que se hace pasar por loco y cuando es trasladado de la prisión a un centro psiquiátrico, levanta sus barricadas ante la Gran Enfermera y su poder omnímodo en el manicomio (le terminan dejando vegetal).

Las tres historias de vida de estos personajes en el cine han sido historias de causas perdidas y rebeliones pendientes.

Cine y sociedades distópicas: un estudio de cinco casos

Utopía (Tomás Moro): una sociedad idealizada donde se han diluido los problemas más comunes y las necesidades más acuciantes que afectan a la convivencia humana.

Distopía (antónimo de utopía): una sociedad perversa que ha anulado la capacidad del librepensamiento y cercenado las libertades más fundamentales de las personas desde el ejercicio de un sistema de gobierno totalitario omnímodo, omnipresente y omnipotente.

5 casos de películas que han abordado el futurible de una sociedad distópica y la presencia en ellos de personajes que el sistema no puede tolerar porque son una fuente de rebeldía: “gente peligrosa”, a la que es necesario reconducir al interior de las fronteras del discurso autoritario o, en su defecto, eliminar como sea para extirpar las raíces de un peligro contestatario.

Estos cinco casos son:

1. Metrópolis

2. Fahrenheit 451

3. THX 1138

4. Blade Runner

5. 1984

Conclusiones:

El verdadero tema que subyace en la mayoría de películas de ciencia ficción es la amenaza a la propia condición humana.

También es común la aparición en un futuro de una sociedad distópica que funciona a manera de un panóptico universal y se convierte en una sociedad de la vigilancia, autoritaria, dominante y cruelmente represora.

Los protagonistas de estas películas se convierten en “gente peligrosa” porque se cuestionan y son conscientes de la manipulación a la que son sometidos.

En el hilo conductor de la trama siempre aparece el sentimiento amoroso como redentor de la situación de opresión y desencadenante de la disidencia en contra del sistema:

La verdad no está en su libre pensamiento ni la libertad en los actos que le dicten su voluntad.

Si comparamos nuestra sociedad con estas sociedades distópicas futuristas que nos plantean las cinco películas comentadas encontraríamos puntos de convergencia o similitudes más o menos manifiestas o latentes.

En las democracias occidentales:

a. No existe la represión brutal con las voces disidentes con el sistema como ocurre en los sistemas totalitarios.

b. El ejercicio del poder es fabricar artificialmente el consenso, edulcorar la sumisión mediante la propaganda política o mantener vivo el sistema económico instruyendo personas adictas a un consumismo compulsivo.

Se acepta un nivel tolerable de disidencia y de discrepancia, pero a partir de cierto umbral el sistema no lo soporta, se han vuelto sutiles totalitarismos.

El sistema se limita a ejercer un control social preventivo e inadvertido sobre lo que la gente piensa.

Tras “resumir” la lectura de Correa, y compararla con lo comentado anteriormente, respecto a los medios y el control social, he de afirmar que hay una similitud asombrosa entre el discurso histórico y el discurso cinematográfico en relación a la “sociedad rebelde” y las actuaciones totalitaristas de la autoridad, donde sin excepción, los “rebeldes” salen mal parados, son los “malos”, y los líderes y/u obedientes son los “buenos” y les va “bien” en todo.

Que triste que vivamos tras el velo del discurso totalitario y del miedo a la represión. Qué pena que nunca lleguemos a conocer lo que significa libertad, y que no nos atrevamos a ejercer ese derecho por temor a la represión social.

Pero por otro lado, que alegría se siente al saber que la libertad de pensamiento no se puede reprimir, no se puede controlar, y que el espíritu crítico también puede ser “contagioso”, y quizá, un día no tan lejano podamos los “rebeldes” ejercer finalmente nuestra libertad de expresión.

Es mi deseo.

P.D. Os comparto un artículo donde se nos ofrece una lista de “Rebeldes con causa”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: